De las más de 3000 especies de serpientes que hay aproximadamente catalogadas en el mundo, 45 de estas especies viven en Europa, 14 de ellas habitan en la Península Ibérica, y 11 de ellas son culebras (las otras 3 restantes son víboras).

1. Vamos a empezar por las culebras.

Las culebras pertenecen a la familia de los colúbridos en donde se engloban a estas especies inofensivas y de medio tamaño, en general.
Las culebras ibéricas viven en una amplia gama de hábitats. Desde subsuelos arenosos, dunares o arcillosos, pasando por medios acuáticos, hasta las altas montañas del Pirineo.

Estos reptiles vertebrados perciben su entorno en base a las vibraciones, y usan en combinación la visión y el olor para detectar partículas de olor en el aire y obtener información de su entorno, como: detectar presas potenciales, saber si se acerca algún peligro o identificar a sus congéneres en épocas reproductivas.

CULEBRA VIPERINA

La culebra viperina es la «culebra de agua» por antonomasia, la que te encuentras en charcas y lagunas y en sus cercanías de forma más común, pues su vida transcurre cazando principalmente peces y anfibios.

Tiene una coloración parda u oscura de base, aunque variable, pudiendo llegar a existir desde ejemplares melánicos (negros o muy oscuros) a otros con una línea dorsal doble que recorre todo su cuerpo, denominándose «bilineata», aunque por regla general su coloración es parda, rojiza o grisácea.

Llega a alcanzar los 80 cm de largo, siendo los 60 cm lo más común en adultos.

culebra viperina mapa

Se la denomina «culebra viperina» dado su comportamiento defensivo llamado Mimetismo batesiano, es decir, imita el comportamiento, forma y diseño de especies venenosas como las víboras, aplanando el cuerpo y triangulando la cabeza, su propio patrón de color incluso a veces asemeja al típico ziz zag de las víboras.

Se distribuye por toda España y Portugal, Francia, Suiza, Italia, y el norte de África. Además, ha sido introducida en las Islas Baleares (Mallorca y Menorca).

Culebra viperina
Culebra viperina

CULEBRA DE COLLAr

Es otra “culebra de agua”, pero menos asociada a hábitats húmedos, cuyos juveniles presentan un “collar” blanco muy característico que rodea el cuello. Este ofidio es un especialista en alimentare casi exclusivamente de anfibios, sobre todo anuros (ranas y sapos), si bien no suele estar justo en las lagunas o charcas (orillas) suele ir allí a cazar. Sus luchas con el sapo común son míticas…

Puedes verla, en general, en toda la Península Ibérica (en la mitad norte es más abundante) y en el noroeste de África.

Como decíamos, está menos relacionada con medios acuáticos.

El color en los adultos es de fondo oliváceo o pardo claro, con pequeñas manchas negras alineadas, que también pueden desaparecer en adultos. Sus ojos rojos y el collar en los juveniles son una clara diferenciación con la culebra viperina.

culebra de collar localizacion
culebra de collar
culebra de collar iberica

Culebra de collar ibérica con una coloración más parda, típica de los ejemplares norteños.

culebra de collar azulada

Culebra de collar ibérica con una coloración azulada.

Como curiosidad, decirte que esta especie es una maestra de la actuación. Si se ve amenazada y no tiene escapatoria, se pone “panza arriba” y aparenta estar muerta. Esta táctica defensiva llamada tanatosis, y con ella consigue que potenciales depredadores no quieran arriesgarse a comer carroña, y así la estrategia resulta efectiva en muchos casos.

 

culebra de collar cazando
culebra de collar cazando

CULEBRA DE ESCALERA

La culebra de escalera es una serpiente “grande”, de cuerpo robusto, con un peculiar morro agudo. Alcanza una longitud de 1,5 metros, por regla general. Es la más común en España, y la más urbana, pudiendo encontrarse ejemplares hoy en día en núcleos urbanos (desechos, basureros, casas abandonadas, parques etc.)

culebra de escalera localizacion

Su coloración es muy distinta entre ejemplares juveniles y adultos: los juveniles o subadultos presentan un diseño de manchas negras a lo largo de su espalda con forma de «H» que se asemeja a una escalera de mano, al que debe su nombre común. Los adultos son de color rojizo o pardo y presentan dos claras líneas negras paralelas recorriendo su espalda.

Ocupa todos los biotopos mediterráneos, de cultivos y ganadería y sólo escasea en los lugares muy áridos. Se alimenta principalmente de pequeños mamíferos, y también de aves y de sus huevos.

Culebra de escalera con sus dos bandas negras características de la especie (adultos).

culebra de escalera joven
culebra de escalera con bandas negra

CULEBRA LISA MERIDIONAl

Es una serpiente de pequeño tamaño (60cm) y cuerpo alargado. Tiene además la cabeza pequeña y cola relativamente corta, lo que a veces la puede confundir (en zonas de serranía) con la víbora.

Si te fijas en su cabeza, verás que tiene una gran mancha oscura en forma de «U», que forma una raya oscura que atraviesa los ojos. Esta “U” es inconfundible. Además, se la puede diferenciar de la culebra austriaca porque mientras esta presenta un color ventral uniforme, la culebra Lisa Meridional, lo tiene ajedrezado.

También puedes contar la disposición de las escamas infraoculares y/o supra labiales. Si la 3ª y 4ªescama está tocando el ojo, es Austriaca, y si la 4ª y 5ª escamas son las que tocan el ojo, es Lisa Meridional.

culebra lisa meridional
Culebra lisa meridional

En la siguiente foto veras las diferencias, esta claro que para diferenciar esto deberíamos acercarnos mucho, así que lo dejamos como una mera curiosidad.

coronella austriaca vs coronella girondica

CULEBRA LISA EUROPEa

Otra especie de pequeña culebra, muy parecida a la anterior en coloración y tamaño, pues raramente sobrepasa los 60 cm de longitud. La cabeza tiene forma ovalada, aparentando ser, en proporción al cuerpo, relativamente pequeña. Es de cuerpo un poco más robusto que la anterior, además.

La diferencia principal con la C. Lisa Meridional es la presencia de una línea, parda o negra, que recorre los laterales de la cabeza; se inicia en los orificios nasales, rodea ojo por debajo y se prolonga hasta el cuello, pero que no está presente entre los ojos. Y no presenta la panza ajedrezada.

culebra lisa europea atacando
culebra lisa europea localizacion
culebra lisa europea

Es uno de los ofidios ibéricos con una distribución y abundancia más reducidas y se la puede observar sobre todo en sierras de cierta altitud, en nuestra experiencia.

Posee (y esto poca gente lo sabe) glándulas de veneno, pero que no puede inocular porque su dentición no permite que el veneno se canalice al exterior. Curioso, ¿no? Es, por lo tanto, totalmente inofensiva.

culebra lisa europea 2

culebra bastarda

Sin duda una de las culebras con mayor carácter, belleza y porte que tenemos. Los ejemplares macho adultos superan los 2 metros y se han dado citas de 2,5 metros de longitud. Sin duda, la mayor especie de la península ibérica y de Europa.

Es una de las llamadas “culebras venenosas” pues tiene dientes que canalizan veneno en la parte posterior de la boca (opistoglifa). Más o menos como si tuviera una “muela” superior y en la parte de atrás capaz de inocular veneno.

Su veneno se inocula por “masticación”, no por un simple mordisco, y es raro que pueda inocularlo. Como hemos dicho anteriormente, es inofensiva para el ser humano, a no ser que le introduzcas un dedo dentro de la boca. Duele más su mordisco que los posibles efectos de ser inoculado.

culebra bastarda

Tiene un color verdoso muy bonito, con dibujos negruzcos manchados que van desapareciendo con la edad, quedando un color más uniforme. Los machos tienen una mancha dorsal oscura cerca del final del cuello que se suele llamar “silla de montar” y se asocia a épocas reproductivas.

culebra bastarda
culebra bastarda

Hay que destacar que es una especie denominada ofiófaga, es decir, que es una depredadora de otras serpientes y culebras, incluidas las víboras, que no duda en matar por constricción y engullir, si tiene la oportunidad.

Aunque a veces, las tornas cambian…

culebra bastarda atancando

CULEBRA DE HERRADURa

Típica serpiente de bosque seco y zona de matorral. La culebra de herradura tiene una serie de manchas circulares en el dorso, y una mancha en forma de herradura que rodea la nuca y a quien debe su nombre común. Una clara diferencia en comparación al resto de culebras de la Península Ibérica.

Su coloración y patrón presenta un color amarillo muy poco patente, ya que tanto la cabeza como el dorso poseen manchas negras que, en conjunto, dan una tonalidad al reptil oscura casi negra.

Suele medir un metro de largo y es muy ágil: no dudará en asolearse en una rama alta de un árbol o trepar por un muro si hay un nido arriba. Se alimenta principalmente de roedores, lagartijas y pequeñas aves.

En la península ibérica, se distribuye por la mitad meridional, sin rebasar el norte del Sistema Central, pudiéndose también encontrar esta especie en países como Túnez o Libia, ya en África. Puedes encontrarla, generalizando, en el Sur de España y Portugal y el linde mediterráneo.

CULEBRA DE HERRADURA
culebra de herradura
culebra bastarda

CULEBRA DE COGULLA

Ofidio raro, quizá el ofidio con menos abundancia de la península, y muy castigado por la abundancia del jabalí, por ejemplo, de quien es presa fácil. Sus hábitos subterráneos, además, hacen difícil un censo real.

De cabeza relativamente corta, deprimida y hocico especialmente corto, que le sirve para excavar en la tierra y arena donde suele encontrarse. Ofidio pequeño que no sobrepasa el medio metro de longitud, por regla general.

CULEBRA DE COGULLA localizacion

Igual que la culebra de collar puede hacerse la muerta en determinadas circunstancias, lo que como comentábamos, se llama tanatosis. Otra actriz en el teatrillo de la supervivencia.

culebra de cogollo forma de v
culebra de cogollo verdosa

CULEBRA VERDI- AMARILLa

La culebra Verdi amarilla es una especie poco abundante y con una limitada distribución en la Península Ibérica, si bien en otros países mediterráneos es bastante común.

En España como decíamos se encuentra solo en los Pirineos, donde su distribución es continua salvo en el Norte de Aragón. Ocupa los valles de las zonas más altas del Pirineo en general. También zonas herbáceas y bosques de robledales y pinares con riberas de ríos y riachuelos.

Se alimenta de pequeños roedores, lagartos y lagartijas, si bien en su dieta también pueden entrar otras serpientes, como el caso de la víbora del Pirineo o de su propia especie.

La bonita coloración de los juveniles da paso a un esplendoroso patrón y colorido en los adultos, fondo oscuro verdoso con manchas y franjas amarillas dispersas por todo su cuerpo, ahí de su nombre común.

CULEBRA VERDI- AMARILLA
culebra verdi amarilla
culebra verdi amarilla

CULEBRA DE ESCULAPI0

La culebra más rara y escurridiza de todas. Como curiosidad, decirte que debe su nombre común a que históricamente ha representado a Asclepio, dios griego de la Medicina, con un bastón sobre el cual se enrollaba un ejemplar de la especie

Es una culebra de gran tamaño, esbelta y puede alcanzar fácilmente los 2 metros de longitud. Presenta una coloración marrón u olivácea, con la parte anterior del cuerpo algo más clara. No duda en depredar roedores, huevos, aves y otros reptiles, a los que ahoga mediante constricción. Igualmente depreda otras serpientes si se da el caso.

Se distribuye por el sur de Europa occidental y oriental y en la Península Ibérica sólo se encuentra en la zona de los Pirineos y en algunas zonas muy concretas de la Cordillera Cantábrica Oriental.

CULEBRA DE ESCULAPIO localizacion
La culebra más rara y escurridiza de todas. Como curiosidad, decirte que debe su nombre común a que históricamente se ha representado a Asclepio, dios griego de la Medicina, con un bastón sobre el cual se enrollaba un ejemplar de la especie.

CULEBRA DE COLLAR HELVETICa

Aquí, como podéis observar, no colocamos imagen de mapa en donde suelen estar, ya que es de reciente identificación en la cornisa sur de los pirineos y, por lo tanto, en territorio peninsular Pottier, 2016, ya han aparecido más y más citas de biólogos y naturalistas en España en los últimos años.

Ello hace pensar que no sólo la población presente en el valle de Arán pertenezca a esta especie, sino que quizás a través de otras partes de la frontera Pirenaica pueda entrar a territorio español, como por País Vasco y/o Navarra, donde de hecho ya se han detectado hibridaciones con análisis genéticos.

CULEBRA DE COLLAR HELVETICA
CULEBRA DE COLLAR HELVETICA

En resumen, tener estas 11 especies de culebras ibéricas en nuestro ecosistema es un gran tesoro. Por desgracia todas están amenazadas, bien por causas como atropellos, fuegos, pisadas injustificadas, o bien por la falta de un mayor conocimiento de estas, siempre catalogadas como “peligrosas” cuando en realidad son animales que nada quieren saber de su mayor depredador: el ser humano.

2. Víboras. Algunas cosas que deberías saber sobre nuestras especies

Víbora Áspid en la zona norte de Burgos.

Foto: Víbora Áspid en la zona norte de Burgos

Víboras ibéricas. Las serpientes no dejan indiferente a nadie, despertando tanto sensaciones de repudio y odio para muchos como de fascinación y curiosidad para otros.

En esta segunda parde del artículo vamos a centrarnos en el grupo de reptiles más amenazado actualmente en nuestros campos,  las víboras.

¿Por qué tenemos miedo a las serpientes?

Existen múltiples estudios que revelan que el miedo a las serpientes es innato y puede tener una explicación neurobiológica. Uno elaborado en 2013 defiende que el cerebro humano, junto con el resto de los primates, tiene neuronas especializadas en detectar a estos reptiles más rápido que a otros animales (Quan Van Le et al, 2013).

Esta teoría ha sido recientemente confirmada por investigadores suecos y portugueses mediante técnicas de psicología experimental (Sandra C. Soares, 2014). El nombre científico para denominar la sensación de aprensión hacia los ofidios es el de ofidiofobia, y está muy extendido, pese a que la mayoría de las serpientes no son venenosas e incluso las que sí presentan veneno son inofensivas para el ser humano, si no se las molesta.

Víbora cantábrica melánica. Algunos ejemplares presentan una pigmentación con un nivel de melanina total.

Víbora cantábrica melánica. Algunos ejemplares presentan una pigmentación con un nivel de melanina total.

La serpiente históricamente ha tenido un papel muy importante tanto en la mitología como en la religión, si bien es cierto que por muchos pueblos era considerada un dios, como para los aztecas, egipcios, griegos o romanos, no lo es menos que la tradición religiosa judeocristiana asigna un papel a la serpiente inexcusablemente diabólico.

Está claro que, actualmente, el miedo y el desconocimiento son las causas directas de la masacre y exterminio que estos bellos animales han sufrido desde hace milenios por parte del hombre.

Nosotros, desde la Escuela de Supervivencia Granada II intentaremos que tanto las fobias como las conductas de agresión y muerte a estas criaturas disminuyan o desaparezcan.

¿Cuántas especies de víboras hay en España?

1.- Víbora hocicuda (Vipera latastei)

1.- Víbora hocicuda (Vipera latastei)

2.- Víbora áspid (Vipera aspis)

2.- Víbora áspid (Vipera aspis)

3.- Víbora de Seoane o cantábrica (Vipera Seoanei)

3.- Víbora de Seoane o cantábrica (Vipera Seoanei)

Se distribuyen por todo el territorio peninsular de la siguiente manera:

distribución de las especies víboras península ibérica

Imagen: Distribución de las especies víboras península ibérica

¿Debemos realmente temer a los vipéridos en España?

La respuesta es clara, no. Según muestra un estudio del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) durante período de 1997 a 2009 se registraron 1.649 casos de mordeduras de vipéridos en España (130 anuales), de las cuales menos del 1% fueron letales, atribuidas casi exclusivamente a problemas de salud ya existentes en las personas mordidas.

Incidencia-por-CCAA-Agencia-de-Evaluación-de-Tecnologías-Sanitarias (2012)

Incidencia-por-CCAA-Agencia-de-Evaluación-de-Tecnologías-Sanitarias (2012)

Más de la mitad de los casos se concentraron en Cataluña, Castilla y León, Galicia y Andalucía. Las personas de entre 5 y 14 años, así como las mayores de 65 son las más afectadas (ISCIII, 2012).

¿Cómo diferenciar a las víboras de las culebras?

Nuestros vipéridos, como toda la familia a la que pertenecen, presentan un cuerpo robusto, macizo y corto, como máximo alcanzan los 80 cm de longitud.

De cabeza con forma triangular bien diferenciada del cuello y reproducción ovovivípara.

Son solenoglifos, es decir, poseedores de dos grandes colmillos plegados al paladar, que al ser utilizados pasan a una posición anterior a la vez que conecta con la glándula productora del veneno.

Este veneno, poco estudiado en las especies peninsulares, presenta actividad cardiotóxica, hemotóxica, citotóxica y levemente neurotóxica.

De mordedura peligrosa, son ofidios que requieren una especial atención, cuidado y respeto, por tanto, una buena identificación es un factor ineludible al tratar estos reptiles.

A continuación, os mostraremos cómo diferenciarlos de las culebras de forma rápida y eficaz en el campo mediante unos sencillos pasos.

Existe una multitud de caracteres distintivos entre las dos familias, muchos de ellos mencionados anteriormente, pero únicamente teniendo en cuenta unos cuantos nos podemos asegurar de elaborar un diagnóstico 100% fiable.

Nos vamos a centrar en los tres siguientes rasgos: la pupila, las escamas craneales y las escamas dorsales.

1. Las víboras presentan una pupila vertical frente a la pupila redondeada que presentan las culebras.

2. Las víboras poseen pequeñas escamas craneales fragmentadas, desordenadas y subimbricadas frente a las escamas craneales o cefálicas grandes y dispuestas de las culebras.
3. Las víboras siempre presentan las escamas dorsales con quilla, es decir, carenadas, mientras que las culebras las presentan lisas. Este rasgo no siempre se cumple con todos los colúbridos autóctonos, es el caso de la culebra de agua o viperina (Natrix maura) y la culebra de collar ibérica (Natrix astretophora), ambas con escamas dorsales carenadas.

Diferencias entre vipéridos y colúbridos. Fotografías de una víbora áspid (izquierda) y una culebra lisa meridional (derecha).

Escamas con quilla de una culebra de agua.

Escamas con quilla de una culebra de agua.

Existen culebras que pueden adquirir comportamientos defensivos y patrones corporales similares al de las víboras, suele ser el caso de la culebra de agua y en según qué zonas las culebras del género Coronella.

La culebra de agua es comúnmente confundida con un vipérido al presentar una coloración y patrón en zig zag característico en algún ejemplar de víbora, por lo que vistas de lejos pueden causar dudas para ser identificadas.

Visión general: comparativa culebra de agua (izquierda) Vs. víbora áspid (derecha)

Visión general: comparativa culebra de agua (izquierda) Vs. víbora áspid (derecha)

Además, cuando se ve amenazada su comportamiento defensivo en la mayoría de los casos es el de aplanar y triangular la cabeza, soplar y hacer falsos ataques sin llegar a morder. Las culebras del género Coronella únicamente se podrían llegar a confundir por su coloración grisácea y pequeño tamaño.

Aun así, basta con mirar las pupilas y escamas como hemos comentado antes para diferenciarlas con total seguridad.

Víbora cantábrica entre la maleza

Víbora cantábrica entre la maleza

Ya acabamos… esperamos que este post os haya ayudado a conocer un poco más el fascinante mundo de las víboras y culebras a aquellos que ya lo conocíais y adentrarse en él a aquellos que lo conocíais menos.

Desde la Escuela de Supervivencia Granada II siempre abogaremos por proteger, conservar y divulgar sobre estos reptiles tan bellos, necesarios y, cada vez más, escasos.

Ir a WhatsApp
1
Supervivencia Granada II
¡Hola!
¿Quieres obtener más información?